Aspectos a tener en cuenta en la lesión de isquios

Correr es un gesto deportivo tremendamente agresivo, en el que entran en juego complejas acciones biomecánicas. Además, la  relación mecánica durante el movimiento de la carrera debe ser meticulosamente establecida por el sistema nervioso, y en conjunción con el sistema muscular para llevar a cabo el gesto. Por lo tanto es crítica una óptima interacción entre el sistema nervioso y sistema muscular, ya que de otra manera podría dar lugar a alteraciones en el gesto, resultando en rendimiento deportivo comprometido y estrés muscular.

Si nos centramos en la extensión de cadera durante la fase de recogida de la pierna inmediatamente después de la impulsión, nos encontramos con glúteo mayor e isquios como parte de la musculatura crítica para el gesto. Además, la extensión de columna debe ir perfectamente acompasada con la extensión de cadera,  y así permitir una orquestación muscular ordenada y eficiente.

La lesión de isquios es sin duda una de las grandes preocupaciones del corredor, y que compromete de forma importante el rendimiento. Los isquiosurales son músculos que actúan sobre dos articulaciones; por un lado tienen mecánica de flexión de rodilla, pero también son extensos de cadera. De esta manera, una correcta función muscular de los isquios durante la carrera es fundamental para evitar problemas de rodilla, pero también son críticos en la regulación de la pelvis.

A nivel de rodilla generan junto con el popliteo estabilidad posterior de rodilla, especialmente en la fase de impacto con el suelo durante la carrera.

Si nos centramos en la cadera, y como consecuencia de la inserción de los isquios en tuberosidad isquiática de la pelvis, su función es fundamental para dar estabilidad pélvica durante la carrera. Una debilidad en extensores de cadera, como glúteo mayor, podría dar lugar a irritaciones tendinosas a nivel del isquión pélvico y en el vientre muscular de los isquios.

En la mayoría de los casos, el corredor tiende a intentar liberar estas molestias trabajando específicamente estos músculos, pensando que el dolor/molestia se debe a una debilidad en los mismos. Sin embargo, y la mayoría de los casos, el dolor en estos no se debe no tanto a su debilidad muscular, sino más bien como consecuencia de su sobreuso por compensación de otra musculatura débil. Así, Lavangie & Norkin, han indicado que debilidad en musculatura glútea, especialmente en glúteo mayor, puede dar lugar a sobreuso de isquisurales por compensación de los primeros, resultando en tensión excesiva, dolor, y a posibles lesiones de isquiosurales.

Glúteo Mayor es el músculo más grande de la región glútea, con una función principal de extensión de cadera. Es un músculo importante es la estabilidad de la columna, y regulación de la posición erguida durante la carrera. Debilidades en este músculo dan lugar a compensaciones en múculos isquiosurales  (iquiotibiales, semimembranoso, semitendinoso, zonas de rodillas, tendón rotuliano, de Aquiles, y flexores de la planta de pie), Lavangie & Norkin.

«Por lo tanto un correcto funcionamiento del glúteo mayor podría liberar exceso de trabajo y por lo tanto molestias y dolor en zona lumbar e isquios»

Hay varios aspectos importantes a tener en cuenta en el trabajo de fuerza del glúteo mayor;

  1. Es importante realizar de forma precisa el movimiento, evitando vasculaciones pélvicas, movimientos con explosividad, y picos de fuerza exagerados.
  2. Fundamental cuidar la mecánica de movimiento, ya que gestos inadecuados durante el ejercicio podrían dar lugar a compensaciones por otros músculos, y por lo tanto evitarían el trabajo adecuando de los isquios.
  3. Ajustar la tensión al rango de movimiento. La fuerza que un músculo puede realizar es diferente dependiendo del rango. Para un correcto trabajo del glúteo mayor, la máquina o herramienta a utilizar debería ajustar la tensión al rango de movimiento;  disminuir la tensión conforme se llega a máxima extensión de cadera. Este aspecto, denominado perfil de resistencia, es crítico para un adecuando trabajo del sistema muscular.

Con estas premisas, nos sorprenderemos si al intentar hacer una extensión de cadera en prono (boca abajo) en el suelo nos vemos incapacitados para realizar el movimiento sin mover la pelvis, en ausencia de la contracción de los isquios. El cuerpo intentará compensar el movimiento con los isquios, e incluso intentará mover la pelvis, como consecuencia de una debilidad en glúteo mayor.

Otros aspectos fundamentales en el entrenamiento de fuerza asociados al glúteo mayor son;

  • Trabajo de Columna lumbar
    • Flexión de columna (Oblicuos y transverso abdominal)
    • Extensión de columna lumbar

«Recordemos que una cosa es la zona de dolor, y otra muy diferente el origen del mismo. No haremos nada si tratamos la zona de dolor cuando realmente el origen es otro, diferente al dolor»

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Post Recientes:

Cómo entrenar la fuerza

El objetivo del Entrenamiento de Fuerza es mejorar la salud del sistema músculo-esquelético, con el fin de prevenir o de tratar una lesión o dolor.

Read More »

Carrera

Fuerza

Lesiones

Formación

Luis del Águila

• Doctor en Fisiología.
  (Penn State University, USA).
• Fellowship.
  (Harvard Medical School, USA).
• Licenciado en Bioquímica. 
  (Universidad de Navarra, Pamplona)
• Recordman Nacional Master
• Medallista Internacional Master
• Campeón de España Master
• Campeón Regional Absolut
• Apasionado del Entrenamiento

Contacto