Lactato y Rendimento Deportivo

Recientes imágenes del atleta Van Niekerk mostrando su desfallecimiento después de su competición de 400 m han revolucionado las redes sociales consecuencia presumiblemente de la acidosis provocada por el exceso de generación de lactato en los 43 segundos de su carrera y minutos posteriores.

Como dato, recuerdo un estudio realizado en el año 1996 en Noll Physiological Research Center, Penn State University, en mis estudios de doctorado. El protocolo consistía en 6 repeticiones de 1 min a ritmo de competición de 1500 m en cinta rodante en atletas universitarios, y en cámara hipobárica para simular altitud a 4.300 m. Parte de estos estudios fueron años después publicados en la revista científica de alto impacto Metabolism; Acute altitude-induced hipoxia suppresses plasma glucose and leptin in helathy humans. Simplemente mencionar que fuimos capaces de ver valores monstruosos bajo estas condiciones de ejercicio extremo con picos de 24 y 26 mMoles/L de lactato en sangre a los 10 min posteriores a la última repetición de 1 min. Los niveles de lactato volvían a ser similares a los basales sub 2 mMol/L en las muestras tomadas 60 min después del último esfuerzo. El organismo es capaz de metabolizar estos valores monstruosos de lactato a la hora del esfuerzo máximo.

No voy a descubrir aquí nada nuevo sobre cómo y por qué se generan altos niveles de lactato durante el esfuerzo físico máximo. Sin embargo, y al contrario de lo que el público general piensa, el lactato no es un metabolito necesariamente contraproducente para el rendimiento deportivo. George Brooks, et al. han demostrado ya hace más de 20 años que el lactato es utilizado como fuente energética durante el ejercicio. Además, y a pesar de no haber estudios en atletas, sí hemos demostrado (Kirwan, del Águila, et al. Regular Exercise enhances insulin activation in human skeletal muscle, J. Appl. Physiology, año 2000) que personas jóvenes son más eficientes en la activación de transportadores de membrana celular implicados en procesos metabólicos de la glucosa y contracción muscular; estos mecanismos son importantes en procesos gluconeogénicos en los que el lactato podría estar involucrado como fuente energética. Esta capacidad gluconeogénica podría ser uno de los factores diferenciadores críticos en el metabolismo energético eficiente de atletas de élite en comparación con otros atletas.

Hay muchas preguntas todavía sin explorar en el metabolismo del lactato como fuente energética. Lo que sí está claro es que la eficiencia metabólica es entrenable. Más investigaciones serían necesarias para realmente elucidar planificaciones de entrenamiento encaminadas a la mejora de la eficiencia láctica durante el proceso energético tan complejo en esfuerzos máximos de la célula muscular en atletas y deportistas.

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Post Recientes:

Cómo entrenar la fuerza

El objetivo del Entrenamiento de Fuerza es mejorar la salud del sistema músculo-esquelético, con el fin de prevenir o de tratar una lesión o dolor.

Read More »

Carrera

Fuerza

Lesiones

Formación

Luis del Águila

• Doctor en Fisiología.
  (Penn State University, USA).
• Fellowship.
  (Harvard Medical School, USA).
• Licenciado en Bioquímica. 
  (Universidad de Navarra, Pamplona)
• Recordman Nacional Master
• Medallista Internacional Master
• Campeón de España Master
• Campeón Regional Absolut
• Apasionado del Entrenamiento

Contacto